lunes, 18 de agosto de 2014

PETLIAKOV Pe.2




Uno de los más eficientes aviones fabricados en la
Union Sovietica durante la Segunda Guerra Mundial,
el bombardero liviano, avión de reconocimiento
y caza pesado Pe.2.



===========================================================================

A fines de la década de 1930 los fabricantes soviéticos habían hecho progresos realmente importantes, mientras que fuera de los limites de la URSS, las vagas y contradictorias noticias del desarrollo industrial y las aptitudes técnicas causaban la impresión -que la costumbre hacía una "verdad" adquirida- de que, cualitativamente, los aviones rusos eran en realidad inferiores con respecto a los occidentales, o simplemente primitivos. A los primeros aviones "modernos" firmados por los proyectistas ya acreditados, se agregaban aquellos concebidos por la nueva generación de proyectistas, ya desligados de las oficinas técnicas de sus maestros.

De la promoción de nuevos talentos instruida en la ZKB (Zentralnoye Konstrukcü Byuro, Oficina Central de Construcciones) dirigida por Tupolev, formaba parte Vladimir M. Petiyacov, un joven que unía a la solida preparación profesional en materia de aerodinámica y estructuras un interés por los sistemas quizá superior al de sus colegas. A el se le confió, después del descenso de Tupolev, el desarrollo del complejo cuatrimotor ANT-42, que entraría en sevicio como Pe.8 (originariamente, la sigla oficial era TB-7) mientras que se autorizaba a formar entre tanto una nueva OKB (Opytno Konstrukcü Byuro, Oficina Experimental de Construcciones) para el desarrollo de proyectos propios. Este equipo emprendió en 1938 el estudio de un proyecto ambicioso y más bien futurista, el de un caza da altura con cabina sellada, capaz al mismo tiempo de un gran alcance. Este aparato, designado VI-100. (VI por Viisotni Istrebitiel), o caza de altura) no llegó a la fase de realización, dado que nuevas especificaciones oficiales ordenaron su transformación en bombardero (siempre de altura) al que se le asignó la sigla PB-100. De este estudio se originó uno de los más eficientes aviones fabricados fabricados en la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial, el bombardero liviano, avión de reconocimiento y caza pesado Pe.2.

El Pe.2 era un bimotor monoplano de lineas especialmente bien perfiladas y armoniosas, caracterizado por la pequeña sección frontal del fuselaje (consecuentemente a la derivación de un proyecto para un caza, al cual el avión debía también su agilidad y resistencia) y, por un amplio empleo de servocontroles y otros servicios accionados electricamente, usados por primera vez en un avión soviético. Basta recordar que en el Pe.2 había nada menos que 18 servocontroles eléctricos, en los cuales desembocaban los hipersustentadores, la bomba del equipo hidráulico, los frenos aéreos, las aletas correctoras de los alerones, de los timones y del elevador, como también las persiana de los radiadores, los abanicos de los radiadores de aceite, el control de los compresores y el paso de las hélices. La salida y la retracción del tren de aterrizaje estaban confiadas, en cambio, al equipo hidráulico.
La estructura era totalmente metálica, semimonocasco, y la alar estaba basada en dos largueros con revestimiento resistente en aleación liviana. El fuselaje estaba constituido por un casco reforzado, subdividido en tres partes unidas entre si con pernos, de las cuales, la central estaba unida a la sección central del ala; esta última llevaba las bancadas y las junturas de las semialas externas.
Los motores siempre fueron del tipo de 12 cilindros en "V" refrigerados a líquido, en un principio los Klimov M-105R de 1100 caballos en el decolaje (1050 a 4.000 m, gracias a los compresores TK.3);luego los M-105PF de 1200 caballos en el decolaje (1260 a 780 m, 1180 a 2.700 m) y finalmente los M-107A (posteriormente designados VK-107) con compresores de dos fases, de 1650 caballos en el decolaje.
Los depósitos de combustible eran once,casi todos instalados en el ala (y unidos entre si y con pozuelos para la alimentación directa, colocados detrás de cada motor), para una capacidad total de 1.500 litros. El lubricante estaba contenido en dos depósitos colocados inmediatamente detrás de cada motor antes del mamparo parallamas. El resistente tren de aterrizaje, de tipo triciclo posterior, era totalmente retráctil.
Las hélices eran tripala metálicas del tipo Vis 61 de velocidad constante.
El armamento comprendía una carga ofensiva de 600 Kg (que podían elevarse a 1.000 para acciones de poco alcance) repartido entre el depósito interno -de capacidad muy limitada- y entre los dos portabombas externos y, en algunas versiones,también entre los dos inusuales compartimientos de bombas obtenidos en el cono de popa de las góndolas motrices.


Las armas de tiro eran fijas (en la proa) y móviles en los puestos dorsal, ventral y-en las ultimas series- laterales. La tripulación se componía normalmente de tres personas: piloto,radiotelegrafista (que accionaba el arma dorsal y que, pasando a la proa, efectuaba la puntería para bombardeo) y artillero; los tres puestos estaban protegidos por laminas de blindaje.
El prototipo del bombardero de altura obtenido del caza VI-100 comenzó sus vuelos en 1939 con la tripulación encerrada en una cabina presurizada estudiada por el científico N. D. Petrov. Los resultados de las pruebas de bombardeo de altura fueron decepcionantes, quizá por la falta de sistemas de puntería apropiados. Entre tanto, la aviación alemana había hecho evidentes, en Polonia, las posibilidades ofrecidas por el bombardeo en picada, y la escasa exactitud de los lanzamientos de altura y la "sicosis del Stuka" se sumaron para inducir a los órganos técnicos de la Voyenno Vosduscni Sili a solicitar la transformación del avión de Ptrlyakov en bombardero de picada. El prototipo fue modificado, entonces, recibiendo un ala de menores dimensiones y reforzada: se quito la cabina presurizada y debajo de las semialas se aplicaron frenos de picada análogos a los de los aviones de picada Junkers. El avión, transformado de ese modo (ahora denominado PB.100) superó las pruebas oficiales de aceptación y se ordenó la fabricación en serie del mismo, que comenzó en junio de 1940. Al haberse modificado el sistema de denominación de los aviones, pasando de la indicación de la función a la del proyectista, el nuevo bombardero táctico salió de los talleres como Pe.2 y, con tal sigla, entro en linea en la VVS, que recibió 458 de estos dentro del año 1941. Para esa fecha ya estaban en curso los estudios para mejoras y variantes; la experiencia bélica sugirió ulteriores modificaciones para las series siguientes.
Con la aparición de nuevas versiones de cazas alemanes en los cielos rusos, los Pe.2 comenzaron a sufrir graves pérdidas, en oposición a la casi invulnerabilidad  de la que habían gozado en la primera fase de las operaciones gracias a su elevada velocidad y las unidades presentaron solicitudes apremiantes de un aumento del armamento defensivo y de la protección pasiva.


El advenimiento de los aviones de reacción y la perdida del prototipo Pe.21 por un incendio en vuelo en 1945, llevaron al abandono de estos últimos desarrollos del excelente avión de Petlyakov quien hacia fines de 1942, había perecido volando como pasajero precisamente en un Pe.2.
La entrada en servicio del Pe.2 ofreció nuevas posibilidades a las unidades de bombardeo veloz, donde comenzó a sustituir desde el otoño de 1940 a los SB ya superados por el progreso. El Pe.2 no era un aparato fácil y, muchas veces, una maniobra mal efectuada terminaba irremediablemente en un tirabuzón. Sin embargo cuando los pilotos le "tomaron la mano" al "Petya" (como fue bautizado cariñosamente el avión de Petlyakov jugando con el nombre del proyectista, en asonancia con un héroe del fabulario ruso, el pequeño "matagigantes"), se mostraron entusiastas por sus performances , sobre todo por su excelente comportamiento en el bombardeo de picada: la máxima velocidad que la estructura podía resistir en picada llegaba a los 725 km/h (los frenos aéreos podían limitarla a 600) y el avión permanecía perfectamente estable permitiendo tiros exactos. Además el Pe.2 tenia una velocidad de aterrizaje comprendida entre los 150 y los 170 km/h y su velocidad máxima era suficiente para escapar de la versión E del Bf.109 que, en 1941, equipaba la caza alemana en el frente ruso
Los resultados fueron buenos, las perdidas aceptables y muchas tripulaciones obtuvieron las más ambicionadas condecoraciones volando en los "Petya", entre estas, se distinguieron notablemente algunas unidades con tripulaciones totalmente femeninas y, en particular las "capitanas" Dolina, Fedutenko y Fumicheva.

Desde 1942, el Pe.2 constituyó la masa de las unidades soviéticas de bombardeo táctico, sustituyendo poco a poco a los modelos mas viejos antes de comenzar, a su vez, a cederle el paso al más reciente Tu.2; en todas las funciones y sectores del frente, el Pe.2 represento siempre un instrumento bélico muy valioso.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada