domingo, 5 de septiembre de 2010

GRUMMAN WILDCAT Mk.V F4F-4








GRUMMAN "Wildcat" V, denominación inglesa para el F4F-4
que la Fleet Air Arm británica recibió en 312 ejemplares y que
matriculó con las siglas de JV325 a JV636 que, hasta junio de
1944, había bautizado "Martlet" IV. El ejemplar ilustrado, matrícula JV579,
lleva las franjas blancas y negras adoptadas por los aviones aliados
en la época del desembarco en Normandia, sobre la coloración
estandar americana que, algunas veces estos aviones
conservaban aún después de la admisión en el servicio con
las unidades británicas.

================================================================
Dada la considerable experiencia adquirida por la oficina técnica de la Grumman -dirigida por Leroy R. Grumman, con William T. Schwendler, jefe de planeamiento, y Richard Hutton- con larga y feliz serie de biplanos de caza con tren de aterrizaje retráctil para empleo en portaaviones, no puede sorprender que el hecho de pasar al monoplano en esta categoría de aviones haya visto el primero y real éxito -en occidente- por obra de esta firma. En cambio, es sorprendente el hecho de que el primer pedido para el caza, que marcaría esta etapa, se refiriese aún a un biplano. Cuando la marina estadounidense decidió proveerse de aparatos técnicamente a la altura de la época, en 1936, después de haber considerado al Seversky XFN-1 (versión naval del P-35), su elección por un caza monoplano había caído en el Brewster B.139, encargado el 22 de junio como XF2A-1; sólo por precaución, en el caso de que este aparato "demasiado fundamental" hubiese revelado ser prematura o defectuoso, se había encargado a la Grumman (el 2 de marzo) un nuevo biplano, el XF4F-1.
Pero ya el 28 de agosto de ese mismo año, se le solicitaba a la Grumman que reelaborase el proyecto pasando a la fórmula monoplano: de esto resultó el G.36, encargado con sigla XF4F-2 y ya directo competidor del caza Brewster, que inició sus vuelos el 2 de setiembre de 1937 (en Bethpage, piloto Robert L. Hall), dando vida a aquella familia de caza de portaaviones (Wildcat y Hellcat) que sostendría el peso mayor del combate en el Pacífico, contribuyendo inclusive en las operaciones en otros frentes con las insignias británicas y que, al finalizar la guerra concluía con el "Bearcat", última expresión del caza con motor de pistones, que permaneció en servicio en varias fuerzas aéreas hasta la década de 1960.



El F4F-4, primer representante de la familia del primer monomotor monoplano de caza Grumman que fue fabricado en grandes series (se realizaron 1.269 ejemplares de éste), era un monoplano de ala media en voladizo, ligeramente convergente, cuyas semialas estaban unidas al fuselaje en correspondencia con la tercera y cuarta cuaderna de éste, cuya estructura, totalmente metálica en semimonocasco de aleación liviana, estaba basada sobre un larguero dispuesto cerca del primer cuarto de las cuerdas, sobre un total de 46 costillas y sobre muchos larguerillos dispuestos a lo largo de la envengardura. El revestimiento del borde de ataque, hasta el larguero, consistía en una lámina de considerable espesor, que formaba la estructura resistente de torsión, mientras que desde el larguero anterior hasta el auxiliar posterior, el revestimiento tenía espesor y rigidez considerablemente inferiores.
Excepto en dos cortas secciones en los extremos, todo el borde de salida estaba ocupado por los hipersustentadores de intradós, accionados neumáticamente y por los alerones de limitada envergadura, articulados en tres bisagras y revestidos en tela. El alerón izquierdo estaba dotado de aleta correctora regulable en vuelo y el derecho de una pequeña aleta de lámina regulable en tierra. A la  altura de la cuarta costilla, las semialas incorporaban la articulación que aseguraba su repliegue hacia atrás, a lo largo de los laterales del fuselaje.
El tren de aterrizaje tenía los dos parantes anteriores retráctiles en el fuselaje, con un cinematismo bastante complejo con comando manual; su reducida distancia entre ejes constituyó quizás el principal defecto del caza Grumman. La rueda de cola en cambio era fija y, en la parte posterior de esta, en el cono terminal del fuselaje, estaba instalado el gancho de aterrizaje retráctil.
El motor del F4F-4 era el Pratt & Whitney "Twin Wasp" R-1830-86 en doble estrella de 14 cilindros, con compresor centrífugo de dos etapas y dos velocidades, que accionaba una hélice de tripala Curtiss Electric de velocidad constante. El motor, unido al fuselaje por una bancada en tubos de acero, estaba encerrado en un carenado NACA provisto de aletas para la regulación de la refrigeración y en cuyo labio superior estaba dispuesta la toma de aire Stromberg para el combustible. La versión F4F-4B, fabricada por la Fleet Air Arm británica llevó, en cambio, el motor en estrella Wright "Cyclone" GR-1820-G 205 A-3 de 9 cilindros y hélice tripala de velocidad constante Hamilton Standard Hydromatic.
Dos radiadores para el lubricante estaban instalados entre la segunda y tercera costilla, el el vientre de las secciones de la semialas adheridas al fuselaje. La carga de combustible, para 545 litros en total, estaba contenida en dos depósitos autosellantes en lámina de aluminio, uno principal de 443 litros instalado debajo de la cabina y otro auxiliar de 102 litros a espaldas del  piloto. Para aumentar el alcance del avión era posible instalar debajo de las secciones centrales de las semialas dos depósitos desenganchables de 189 ó 219 litros cada uno.
El armamento del F4F-4 estaba constituido por seis ametralladoras Browning M-2 (M-53A en el F4F-4B) de 12,7 mm, con una dotación total de 1.440 proyectiles. Las armas, instaladas en las semialas replegables y que disparaban fuera del disco de la hélice, estaban dispuestas; un par cerca de la articulación de la semiala replegable y otra arma separada más al exterior, aproximadamente en la mitad de la semienvergadura alar. El armamento de caída podía llegar a dos bombas de 45,4 Kg, aplicadas debajo de las secciones internas de las semialas.
El F4F-4 estaba dotado de equipo para inhalación de oxigeno, de radio receptor-transmisor y el piloto disponía de una buena protección, constituida por el vidrio blindado del panel frontal del parabrisas y de blindaje por un total de 74 Kg.


Con 7.958 Wildcat y 12.272 Hellicat producidos, la familia de los "gatos salvajes" Grumman puede considerarse protagonista de la guerra sobre los mares. A estos aviones se les atribuye la destrucción de 5.852 aviones enemigos solo por parte americana y el mérito de haberle quitado a la caza nipona la supremacía en los cielos.
La actividad bélica comienza en diciembre de 1940, cuando los Martlet I  del Squardon 804 de la marina inglesa (con base en tierra, dado que eran del tipo con ala no replegable) derribaron un Ju.88  sobre Scapa Flow. Debido a esto es el turno de los Martlet II del Squadron 802, embarcado en el pequeño portaaviones Audacity, que el 20 de setiembre de 1941 comienzan su serie de derribamientos de cuatrimotores Focke-Wulf 200 "Cóndor" en el Atlántico. Mientras 5 Martlet entregados a Canadá permanecen en verdad inactivos, el ataque japonés a Pearl Harbor involucra a los F4F-3 de los Marines: 11 aviones del VMF-211 son destruidos en el campo de Ewa cerca de Oahu antes de que la unidad pueda decolar, pero pocos días antes 12 aviones del mismo Squadron se habían trasladados a la isla de Wake, donde 8 aparatos sufrirán la misma suerte y los otros combatirán durante dos semanas, hasta el último avión y haciéndole pagar un caro precio a los invasores japoneses; perderán un cazatorpedero, hundido y una nave de transporte, dañada por las bombas.
La represalia americana comienza con el ataque a las islas Marshall y Gilbert en febrero de 1942, los protagonistas son los F4F-4 de los portaaviones Lexington y Enterprise y, dos meses después, la batalla del Mar de los Corales, con la primera de estas naves y el Yorktown. En junio, en la batalla de Midway participaron los Wildcat del VF-3 (Yorktown), VF-6 (Enterprise) y VF-8) Hornet). También las batallas de Guadalcanal, de las Salomón y todos los episodios aeronavales hallan al Wildcat de la U. S. Navy y de la U. S. Marine Corps en la primera línea. Entre tanto, por parte de los ingleses, el Marlet IV operaba desde los portaaviones de escolta Archer y Battler con el Squadron 892 y desde los grandes Illustrious (Squadron 881 y 882) y Victorious (882), que participaron en la ocupación de Madagascar y en el desembarco en el Norte de África respectivamente.
El Hellcat comenzó el servicio operativo en Essex y tuvo su bautismo de fuego en el segundo ataque a la isla Marcus con el VF-5 de la Yorktown, el 31 de agosto de 1943. En noviembre, la ocupación de la islas Gilbert vio el primer empleo de los caza nocturnos F6F-3N, que habían decolado desde el Entrerprise. Las principales operaciones posteriores comprenden  la batalla de la Filipinas (1944) y de Leyte (1945)
Después de la guerra, el Hellcat (en las versiones F6F-5 y F6F-5N) se convierte en el caza standar de la Aéronavale francesa y, desde a bordo del portaaviones Arromanches, como con base en tierra, tuvo una gran papel en las operaciones en Indochina: permaneció en servicio con los colores franceses hasta 1958, como avión de adiestramiento. Diversos ejemplares fueron suministrados a la aviación naval uruguaya. En cuanto al Bearcat, aún en 1966 figuraba en el material de primera línea de las fuerzas aéreas tailandesas y surviednamitas y en el teatro bélico indochino ya había servido con la Armée de L´Air (4 escuadrillas lo tenían aún en dotación en 1954, cuando las fuerzas francesas dejaron indochina).

Información obtenida de la obra Storia del A´viazione.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada