jueves, 12 de noviembre de 2009

HEINKEL HE.111










He.111 H-22 5K-GA perteneciente al III Gruppe del 
Kampfgeschwader 3 con base en Gilze-Rijen Holanda, en 1944.
 El III Gruppe del KG3 estaba constituido por 
aviones equipados para el lanzamiento en vuelo de
un Fieseler F1 - 103 ("V-1")
que operaron contra las

 ciudades británicas más importantes durante 
el curso de la operación "Rumpelkammer".


==============================================================

Fabricado durante nueve años consecutivos por un total de más de 7.300 ejemplares sin contar los fabricados en España y permaneciendo en servicio por más de treinta años, el He.111 merecería ocupar un lugar destacado en la historia de la aviación aunque no haya sido el más empleado y representativo instrumento de la Luftwaffe en la especialidad bombardero durante toda la Segunda Guerra Mundial.
Su nacimiento en 1934 es también típico de aquel momento histórico ya que en Alemania se proyectaban entonces aviones de características avanzadas, aptos tanto para el servicio comercial como para la función de bombarderos para el arma aérea constituida clandestinamente. Este recurso usado para soslayar las cláusulas del tratado de Versalles daba vida a aparatos de vanguardia, que podían ser realizados abiertamente en su forma civil y si bien el previsto empleo militar reducía sus características de gestión económica, las altas performances que resultaban del mismo justificaban -sobre todo en época de servicios comerciales subvencionados- el ejercicio de líneas de prestigio por parte de Lufthansa. Por otro lado, el origen híbrido afectaba las instalaciones militares y, por lo tanto, los aviones de esta generación -He.111, Ju.86 y Do.17- deberían tener rápidamente sucesores más genuinamente bélicos; por el contrario, muchas razones obligaron a prolongar su producción y su vida operativa, lo cual se verificó, sobre todo, para el Heinkwl 111 que debió seguir en producción hasta 1944.
En la época de su aparición, el Heikel He.111 constituyó un excepcional ejemplo de técnicas muy avanzadas por su tren de aterrizaje retráctil, sus hipersustentadores y su estructura completamente metálica monocasco. El He.111 H, que en sus diferentes versiones fue el modelo más ampliamente utilizado por la Luftwaffe, tenía una característica ala de bajo alargamiento, constituida por una sección central adherida al fuselaje, que se extendía hasta los laterales externos de las góndolas motrices, y por dos semialas externas. En el plano central el borde de ataque era perpendicular al eje del avión mientras que en las semialas externas éste adoptaba, en cambio, una pronunciada flecha hacia atrás; decididamente inusual era, además, la estructura del borde de salida, que confería a la sección central del ala una rara convergencia invertida.
En el ala estaban instalados, en el lado interior y exterior de la góndolas motrices, los cuatro depósitos del combustible, a los cuales podían agregarse depósitos auxiliares colocados en el fuselaje, en los lugares destinados a las bombas.
El fuselaje tenía un diseño de notable delicadeza aerodinámica, gracias también a la gran trompa transparente perfectamente perfilada (aunque presentaba importantes inconvenientes en cuanto a la visibilidad) y ofrecía también una considerable capacidad interna. Su estructura era la del clásico tipo monocasco, sobre cuadernas transversales y larguerillos longitudinales remachados al revestimiento de chapa.
Los empenajes tenían planta elíptica, con superficies fijas de estructura de doble larguero completamente metálica y superficies móviles de un solo larguero revestidas en tela. El timón y el elevador, al igual que los alerones, estaban balanceados y dotados de aletas de equilibrio, mientras que el ajuste del estabilizador podía ser regulado en tierra.
El tren de aterrizaje estaba constituido por la rueda de cola semirretractil y los dos parantes delanteros, retráctiles con rotación hacia atrás y provistos de amortiguadores oleoneumáticos y ruedas de grandes dimensiones, con presión de aire algo reducida, de modo que permitiese un fácil empleo del avión, aun desde terrenos de limitada consistencia.

Vista superior del He.111 B-2. Obsérvese la planta
alar elíptica; permaneció sin variantes hasta la
versión E, y la simetría del ventanaje delantero
que no obstruye la visual del piloto.

Los motores del He.111 eran los 12 cilindros en V invertida Junkers Jumo 211, sobrealimentados mediante compresor centrífugo accionado mecánicamente, de serie y potencias diversas. Sólo en 1944, a partir de la serie H-21 y estando por finalizar la fabricación del Jumo 211, se pasó a instalar uno más moderno y potente, el Jumo 213. Las hélices siempre fueron las VDM con paso regulable en vuelo, comando eléctrico y dispositivo para puesta en bandera.
La carga ofensiva que transportaba en su interior el He.111 era alojada en los dos huecos para las bombas, dispuestos en la sección del fuselaje atravesada por el ala, a espaldas del puesto de pilotaje.
En los dos portabombas, separados por un angosto pasillo y dotado cada uno de dos grandes portillos, se podían instalar, en total, hasta ocho bombas de 250 Kg. que eran colgadas con la ojiva colocada hacia arriba. Bomba de mayor peso (hasta 2.500 Kg.) que superaban la máxima capacidad interna, se transportaban colgadas debajo del vientre del fuselaje, donde también se enganchaban los dos torpedos, en las versiones de aviones torpederos del He.111.
El armamento defensivo del He.111 jamás fue suficiente para asegurar una adecuada protección al avión, aunque a las tres ametralladoras MG 15 de 7,92 mm instaladas en el extremo de la proa de la trompa de vidrio, en la góndola ventral para la defensa del sector inferior trasero y en el puesto dorsal protegido por la capota transparente corrediza, se agregaron rápidamente otras armas. En efecto, se llegó a instalar una nueva MG 15 en la trompa, sobre el lateral derecho, mientras que la ametralladora de la proa fue sustituida con un cañón MG FF de 20 mm.
La tripulación del He.111, en un comienzo compuesta por cuatro personas (piloto, navegante-bombardero-artillero anterior, radiotelegrafista-artillero dorsal y artillero ventral), fue llevada posteriormente a cinco o seis, dadas las necesidades surgidas del empleo de un mayor armamento defensivo.
El 24 de febrero de 1935, el Flugkapitän Gerhard Nitschke hizo decolar por primera vez al He.111a (luego designado con la sigla He.111 V1); un elegantisimo bimotor claramente desarrollado sobre la base del veloz monomotor He.70 que años atrás había asombrado por su modernismo y sus excepcionales performances. El nuevo avión era aun más veloz y también más maniobrable, a pesar de sus mayores dimensiones. Siguieron otros dos prototipos (He.111 b y c, designados luego con las siglas V3 y V2 respectivamente).
El 10 de enero se presentó a la prensa por primera vez el nuevo bimotor civil alemán, en Tempelhof; era el prototipo V4, que Lufthansa utilizó para probar nuevas rutas, bautizandolo "Dresden" (sigla D-AHAO) que preparó el camino para la versión civil definitiva, He.111C, de la que se realizaron 10 unidades: Entre tanto, la Luftwaffe había ordenado 10 bombarderos de preserie, He.111 A-O, y había utilizado el V2, el V4 y el tercero de la serie C (sigla D-AXAV, "Köln" para Lufthansa) en misiones de reconocimiento fotográfico clandestino en los territorios francés, inglés y ruso.
Las decepcionantes performances de la preserie en las pruebas con carga bélica que se efectuaron en Rechlin en la primavera de 1937, indujeron a la Luftwaffe a no aceptar los diez aviones que, por lo tanto, quedaron disponibles para la exportación y fueron vendidos a China.




He.111 B-2. La mimetización y los distintivos
ilustrados fueron empleados por la Luftwaffe
hasta en enero de 1937 aproximadamente.


En la Segunda Guerra Mundial, el He.111 operó en todos los frentes, desde el Ártico hasta el Canal de la Suez, desde la Mancha hasta Irak, del Mediterraneo a Rusia, sirviendo incansablemente en las funciones más dispares, operativas y experimentales, de adiestramiento y auxiliares; desde el lanzamiento de bombas volantes sobre Inglaterra hasta el reabastecimiento aéreo de Stalingrado. No se sabe nada acerca del empleo de los diez He.111 A suministrados a las fuerzas de Chiang-Kai-shek y totalmente pacífica fue la carrera de los cuarenta He.111 F-4 suministrados a Turquía y de aquéllos fabricados en España. Por el contrario, tuvieron un intenso empleo militar los Heinkel 111 rumanos y húngaros.
También algunos He.111 H-3 suministrados a la aviación eslovaca sobrevivieron a los acontecimientos bélicos, permaneciendo en servicio en las fuerzas aéreas checoslovacas hasta 1955.


Información obtenida de la obra Storia dell Áviazione.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada