viernes, 10 de julio de 2009

DOUGLAS AD "Skyraider"










DOUGLAS A-1H
Entre la proezas de la unidad, se recuerda el
derribamiento de un MIG por parte del teniente
W. Thomas Patton.


===============================================================

Parece estar ya confirmado que la fórmula definitiva del gran avión de ataque de la marina de los Estados Unidos, destinado a suceder a aquel Dauntless que había dado tan buena prueba en el curso de la Segunda Guerra Mundial, fue puesta a punto en 1944 en una sola noche en la habitación de un hotel de Washington. El jefe de planeamiento de la división, el segundo de la Douglas, con sus asistentes Leo Devlin y Gene Root se encontraban, en efecto, en la capital americana para discutir el futuro del avión embarcado SBD, y la Douglas con su BTD parecía haber quedado fuera de la competición, que veía rivalizar dos nuevos aparatos; el Martín XBTM y el Kaiser XBTK. No había tiempo suficiente para rever todo el proyecto, inclusive porque las otras dos firmas estaban muy adelantadas en el suyo, y los tres técnicos de la Douglas se vieron obligados, por ello, a reveer la propuesta de la Douglas en poquísimas horas.
El proyecto BTD (originariamente conocido como XSB2D-1), que nació en octubre de 1943, estaba caracterizado por el ala baja de gaviota, tren de aterrizaje triciclo anterior y un armamentro constituido por cuatro armas de 12,7 mm en el ala y otras del mismo calibre, montadas en una torreta posterior telecomandada. Se trataba de un aparato extremadamente pesado con deficiencias aerodinámicas bastante importantes que se manifestaron en las pruebas efectuadas por la marina en 1944. Además, la U.S.Navy ahora tenía nuevas exigencias; quería un monoplaza, de gran alcance, cuya función principal fuese la de bombardero de picada con buenas posibilidades de transformación en avión de torpedeo.
Todas estas nuevas características fueron evaluadas atentamente en la preparación del XBT2D, cuya realización no requirió mucho tiempo pues el prototipo ya podía volar el 18 de marzo de 1945. Para ganar peso se había eliminado, en primer lugar, el compartimiento de bombas interno; toda la carga bélica sería transportada en la parte externa debajo del fuselaje y el ala. Los cinco depósitos originarios del BTD habían sido sustituídos, además, por un solo depósito grande de combustible. Otra interesante característica del nuevo avión (designado "Destroyer II") antes de tomar la designación de "Skyraider" estaba constituida por la presencia de frenos aerodinámicos originales en el fuselaje. En menos de dos semanas y media, el prototipo XBT2D-1 completaba 32 vuelos de prueba y, el 7 de abril de 1945, era entregado al centro experimental de la Marina de Patuxent River para las habituales pruebas de evaluación.
El Skyraider era un gran monomotor de estructura totalmente metálica, con ala baja, empenaje cruciforme y tren de aterrizaje triciclo posterior totalmente retráctil.
El ala, de clásica estructura semimonocasco, basada en un larguero principal y en un larguerillo posterior y en el revestimiento de lámina reforzada por costillas y larguerillos, estaba constituida por una sección central, adherida al fuselaje, por dos semialas externas replegables hacia arriba (en cuyo borde de salida se extendían amplios alerones) y por dos puntas de ala que podían quitarse. Los hipersustentadores eran del tipo con deslizamiento, y ocupaban el borde de salida de la sección central del ala, hasta los laterales del fuselaje. Este, de considerable superficie lateral y con estructura monocasco reforzado por larguerillos longitudinales y por compactas cuadernas transversales, tenía una característica sección en U inverida. En el vientre chato, aproximadamente en correspondencia con la raíz del borde de salida alar, y en los laterales del fuselaje, estaban articulados los amplios frenos aerodinámicos, accionados hidraulicamente.
Los empenajes, de considerable superficie, estaban constituidos por un estabilizador de doble larguero de planta trapezoidal, dispuesto aproximadamente en linea tangente al dorso del fuselaje, y por una alta deriva, también de doble larguero, en cuyo extremo estaba instalado el tubo de Pitot, y unida al fuselaje por una gran aleta. Las superficies móviles, totalmente metálicas, equilibradas dinámicamente y provistas de aletas correctoras en el borde de salida (al igual que los alerones), estaban constituidas por dos semielevadores de planta rectangular, con grandes picos de compensación en los extremos, y por un timón, también con pico de compensación.
Los parantes anteriores del tren de aterrizaje, provistos de amortiguadores oleoneumáticos de larga carrera, se retraían hacia atrás en el vientre del ala, alojándose entre los dos largueros, en compartimientos que eran cerrados por portillos ventrales. La rueda de cola se retraía hacia adelante y, debajo del cono de popa del fuselaje (que se unía al timón) se replegaba, durante el vuelo, el gancho de aterrizaje.



AD-4D del 12 Squadron de la reserva de la
U.S.Marine Corps con base en Quantico,
Virginia; la coloración es aquélla empleada
desde 1956 en los aviones de adiestramiento
y para experiencias de armamentos
especiales.

El motor del Skyraider era de doble estrella de dieciocho cilindros Wright R-3350 "Cyclone", en las versiones 24W, 26WA y 26WB, con reductor con relación 1/0,4375, compresor centrífugo de sobrealimentación accionado mecánicamente a inyección de agua-metanol, instalado con regulación de impulsos de 4º 30´. El motor, que accionaba una hélice cuatripala de velocidad constante Aeroproducts, de 4,114 metros de diámetro, estaba encerrado en un carenado NACA, cuyo volumen era pequeño si se lo relacionaba con las grandes dimensiones del fuselaje. La toma de aire del compresor estaba dispuesta ventralmente, inmediatamente después de las persianas que regulaban la refrigeración del motor, y la del radiador del lubricante en la parte anterior del transparente del parabrisas. En el fuselaje estaba instalado un gran depósito de combustible autosellante con capacidad para 1.438 litros.
El puesto de pilotaje, con asientos uno al lado del otro en las versiones triplaza destinadas al ataque nocturno, estaba dispuesto aproximadamente en correspondencia con el borde de ataque de la raíz del ala, y gozaba de excelente visibilidad tanto gracias a su posición elevada, como por la amplia capota transparente, corrediza hacia atrás. Un especial cuidado se había dedicado a su protección, que ya en el primer prototipo estaba asegurada por casi 95 Kg. de blindaje.
Al originario pedido por 15 Skyraider de preserie siguió, el 5 de mayo de 1945, una carta de intención para 548 BT2D-1, pero la orden fue reducida a 377 ejemplares dado que, en ese ínterin, se había producido la finalización de las hostilidades con Japón. Durante todo el mes de abril de 1946, veinte BT2D-1 habían sido entregados para las pruebas operativas, en el transcurso de las cuales se efectuaron muchos aterrizajes y decolajes desde portaaviones. Simulaneamente, la U.S.Navy modificó el sistema de designación de sus propios aviones y, el BT2D-1 se convirtió en el AD-1.
El último Skyraider fue entregado a la marina americana en 1957, concluyendo de este modo una producción que duraba desde hacía más de doce años, articulada en 3.180 aviones, siete versiones y 28 variantes, capaces de desarrollar una vastísima gama de misiones.
Si al comienzo de las hostilidades en Corea, los primeros aviones bélicos empleados fueron los Corsair y los Avenger, a estos se sumaron inmediatamente los F9F Panther y los Skyraider que, en un principio, desarrollaron tareas de patrullaje. La gran contribución del aparato en el conflicto coreano ha sido apoyada muchas veces por las fuentes más autorizadas; algunos inclusive calificaron al Skyraider como el avión de mayor éxito en los 37 meses de guerra, y es indiscutible que sólo un aparato como el Skyraider podía llevar con precisión 1.000 Kg. de explosivo sobre los más difíciles objetivos.
En noviembre de 1961, la Pacific Air Force de la USAF creaba la II División Aérea en Saigón, para asegurar asistencia y apoyo táctico a las fuerzas aéreas de Vietnam del Sur. Dado que inicialmente los pilotos americanos no participaron directamente en el conflicto, fueron transformados en un principio, para el empleo operativo, monomotores T-28 y bimotores B-26; luego el gobierno de Vietnam obtuvo de la marina americana una cierta cantidad de ejemplares de AD-5, provistos de doble comando.
En agosto de 1964 terminaba la contribución indirecta de los Estados Unidos y entraba en acción la Task Force 77. Los Skyraider de la VA-52 fueron los primeros que atacaron los objetivos del Vietcong, partiendo del portaaviones Ticonderoga, y otra unidad veterana de Corea, el 14 grupo a bordo del Costellation, se unió a ellos en los cielos de Vietnam. Al intensificarse la acción de la marina americana, también la unidades de los portaaviones Coral Sea, Ranger y Hancock llevaron una eficaz contribución a las operaciones antiguerrilla y, en estas misiones, se distinguieron por su versatilidad los Douglas "Skyraider". En abril de 1965, con la aparición del portaaviones Midway en el teatro de guerra vietnamita, también el grupo VA-25 que había operado durante mucho tiempo en Corea con los Skyraider entró en acción; precisamente a esta unidad, le correspondió un significativo éxito en el siguiente mes de julio con el derribamiento de un MIG-17 coreano por obra de los cañones de 20 mm de un AD-4. Un posterior encuentro entre un Skyraider y un MIG, en 1966, concluyó nuevamente con un éxito del fuerte avión americano.


Información obtenida de la obra Storia dell`Aviazione.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada