miércoles, 1 de septiembre de 2010

MITSUBISHI G3M "Nell"









G3M2 modelo 22 de la 3a. Sentai del Cuerpo aéreo naval de
Genzan (por ello la "G" en la deriva). El ataque a los buques
de guerra británicos Repulse y Prince of Wales, fue realizado
en diciembre de 1941 por aviones de la unidad, la cual formaba
parte de la 22a. flotilla de la 11a. flota aérea, con base en Chosen
en un principio (Wosan, Corea del Norte) y luego Saigón.

=============================================



En 1933, el almirante Yamamoto -que ocupaba el cargo de director de la división técnica de la Oficina de aeronáutica de la marina japonesa- convenció al Estado Mayor acerca de la urgente necesidad de disponer de un avión terrestre de gran alcance. El mismo se necesitaba para acompañar a los aviones embarcados que operaban con las unidades navales en el Pacifico.
Visto los resultados decepcionantes de los anteriores concursos, en que los constructores habían terminado realizando aparatos de performances muy modestas, bajo la presión de especificaciones bélicas muy difíciles de satisfacer, Yamamoto logró que la especificación "8-Shi" no contuviese ninguna exigencia sobre la instalación de aparatos especiales de interés bélico.
El bimotor proyectado por la Mitsubishi tuvo por lo tanto, sólo la funciones de prototipo aerodinámico y estructural y, para evitar que el nuevo avión pudiese sufrir la adopción de soluciones forzadas utilizadas para aventajar pos proyectos de la casas rivales, Yamamoto consiguió enseguida que el contrato fuese asignado directamente a la Mitsubishi que, de este modo, no debió temer la rivalidad de otros constructores. Esta política llevó a un notable éxito y la Mitsubishi se ocupó, sobre una base no competitiva, de la especificación "8-Shi" para un bimotor de reconocimiento que debería preludiar un futuro bombardero de gran alcance.
El prototipo, que había recibido la designación Ka-9 y estaba caracterizado por una célula extremadamente pulida con un ala tipo Junkers (con superficies móviles separadas del ala propiamente dicha) y doble deriva, fue probado en vuelo en abril de 1934. Los resultados del programa de prueba fueron tan convincentes que los responsables de la marina japonesa asignaron a la Mitsubishi el desarrollo de la siguiente especificación "9-Shi" para un bombardero derivado, luego del fracasado intento de una firma concursante, la Nakajima, de intoducirse en esta nueva competencia con un avión propio.
En el nuevo avión, designado Ka-15, Kiro Honjo (jefe de planeamiento de la Mitsubishi) acopló la excelente ala del Ka-9 (esta vez totalmente revestida en láminas lisas y ya no con partes onduladas como en la especificación "8-Shi") a un fuselaje más amplio que tenia suficiente espacio para tres puestos retráctiles -dos dorsales y una ventral- cada uno con una ametralladora Tipo 92 de 7,7 mm. Otras modificaciones se referían a la ampliación de las superficies de cola para mejorar la estabilidad del avión y un tren de aterrizaje de construcción más simple y resistente. Dado que el avión estaba destinado a operar en apoyo de las unidades navales, la carga ofensiva consistía en un único torpedo debajo del fuselaje y, por consiguiente, no estaba previsto un espacio interno para las bombas.
El primer Ka-15 estuvo listo en junio y sobre la base de Kagamigahara, el piloto de prueba Yoshitaka Kajima efectuaba sus primeras pruebas de vuelo, acompañado por el teniente Sada de la marina imperial japonesa. En el transcurso de un año, se terminaban y entregaban a la marina, otros veinte prototipos y el programa de puesta a punto continuó sin excesivas interrupciones, a pesar de la pérdida del segundo ejemplar.




El Mitsubishi Tipo naval 96 (G3M en la denominación militar de las versiones de serie "Rikko"), era un bimotor de bombardeo de construción tradicional que, en la época de su aparición constituía una realización extremadamente evolucionada tanto desde el aspecto aerodinámico como desde el estructural. El ala media en voladizo totalmente metálica tenía planta trapezoidal con marcada convergencia y discretamente alargada, dadas las exigencias de lograr un elevado alcance. Todo el borde de salida estaba ocupado por superficies móviles que respondian al clásico sistema Junkers; las porciones externas actuaban como alerones y las internas como hipersustentadores, mientras que las secciones más internas del ala estaban provistas de hipersustentadores de intradós.
 El fuselaje semimonocasco era metálico con revestimiento de aleación liviana. La sección anterior comprendía la trompa del avión (sin ventanillas) y la cabina de pilotaje que albergaba al primero y segundo piloto y al navegante/bombardero. El tercer miembro de la tripulación (a partir de los aviones de la serie G3M2) tenía a su disposición un arma de 7,7 mm que podía disparar desde ambos laterales de la cabina. La sección central comprendía una torreta dorsal semirretractil con un arma de 7,7 mm y posteriormente de un cañón de 20 mm, que podía alcanzar una elevación de 90º  y un movimiento de +- 15º con respecto al eje del avión. Un depósito de combustible estaba ubicado en el fuselaje detrás de la segunda torreta. En los laterales del fuselaje, siempre del G3M2 en adelante, se allaban otros dos puestos con armas de 7,7 mm protegidas por capotas transparentes con forma de gota.
Dado que el avión no disponía de depósito interno para bombas debía transportar toda la carga ofensiva, enganchada en su exterior a pilares puestos en el centro del fuselaje. Las cargas normales estaban formadas por 12 bombas de 60 Kg. y dos de 250 Kg. una bomba de 500 Kg. o bien por un torpedo o una bomba de 800 Kg.
El empenaje monoplano en voladizo tenía dos derivas verticales montadas sobre el plano estabilizador horizontal. La estructura era metálica con revestimiento en aleación liviana para las partes fijas y en tela para las móviles, que estaban dotadas de aletas correctoras.
El tren de aterrizaje principal se retraía hacia atrás en las góndolas motrices con comando hidráulico, dejando que las ruedas sobresaliesen parcialmente del vientre de las mismas; la rueda de cola no era retráctil.
Los motores del G3M, instalados en góndolas motrices de buen diseño aerodinámico y con ejes de tracción convergentes hacia la cola del avión, eran comúnmente dos Mitsubihi "Kinsei" de 14 cilindros en doble estrella, refrigerados a aire; accionaban hélices tripala de paso variable con diámetros comprendidos entre 3,20 y 3,505 metros. La potencia unitaria en el decolaje variaba, según las versiones, entre los 910 y los 1.300 caballos y con potencias a la altura de utilización comprendidas entre los 790 y los 1.200 caballos.
El prototipo experimental Ka-9 y cuatro de los prototipos Ka-15 habían sido provistos de los motores Hiro Tipo 91 de doce cilindros en línea, refrigerados a líquido. La capacidad de combustible, en la últimas versiones del G3M3, era de 5.182 litros, repartidos entre un depósito en el fuselaje y catorce depósitos alares.



El 14 de agosto de 1937, una semana después del comienzo del segundo conflicto chino-japonés, el grupo Kanoya con base en Taipei (Formosa) enviaba sus bombarderos G3M2 modelo 21 contra objetivos en las zonas de Hangchow y Kuangteh, en territorio chino. No obstante las pésimas condiciones metereológicas, estos aviones volaron por más de dos mil kilometros sobre el mar, llevando a término el primer raid bélico transoceánico en la historia de la aviación. Al día siguiente, el grupo Kisarazu operó sobre los mismos objetivos desde la base de Omura, en la isla de Kyushu.
Con estas acciones ofensivas, mucho más allá del alcance normal de los caza nipones de escolta, los bombarderos fueron al encuentro de ingentes pérdidas, dado que el armamento defensivo de éstos era realmente inadecuado.
En diciembre de 1941, la marina nipona disponía de 204 Mitsubishi G3M2 modelo 21, 22 y 23 en las unidades de primera línea y de otros 44 ejemplares que operaban en las unidades de segunda línea. Cuando Japón comenzó las hostilidades contra los americanos, los bombarderos Mitsubishi tomaron parte en las operaciones contra las fuerza aliadas en la isla de Wake, en las Filipinas y en las Marianas. El 10 de diciembre de 1941, sesenta G3M2 de los grupos Genzan y Mihoro, con veintiséis G4M1 del grupo Kanoya, lograron hundir los acorazados británicos Prince of Wales y Repulse con precisos bombardeos de altura y ataques con torpedos, lejos de las costas de Malasia.
De todas la serie G3M se fabricaron en total 1.048 ejemplares.

Información obtenida de la obra Storia del Áviazione.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada